Últimas notas

"Abuelas es la posibilidad de reconstruir con la verdad, un momento fundamental en la vida de uno"

El 22 de octubre se conmemora el Día Nacional por el Derecho a la Identidaden homenaje a la lucha de Abuelas de Plaza de Mayo, que este año cumple 42 de búsqueda. Es en éste marco que, gracias a Abuelas y a Red por la Identidad Cipolletti, Habladurías Universitarias tuvo la posibilidad de conversar unos minutos con Jorge Castro Rubel, nieto recuperado #116, quien compartió algunos detalles de sus vida antes y después de saber que era hijo de Hugo Castro y de Ana Rubel, desaparecides 15/01/1977 y 16-17/01/1977 respectivamente. Además, y aprovechando su formación y conocimiento (es Dr. en Ciencias Sociales), se le pidió realizara un breve análisis de lo que está sucediendo en Chile. Al final de la nota les dejamos el audio para que puedan escucharlo. 

Ana nació el 27 de julio de 1949 en la ciudad de Resistencia, provincia de Chaco. Su familia le decía "Ani". Hugo el 1° de septiembre de 1951 en San Isidro, zona norte del Gran Buenos Aires. Ambos militaban en las FAL. Sus compañeros lo llamaban "Cabezón" o "Manolo" y a ella "Chaqueña" o "Angela". El último contacto del joven fue el 15 de enero de 1977 cuando visitó la casa familiar en La Lucila, provincia de Buenos Aires. Ana fue secuestrada de su domicilio del barrio de Villa Crespo el 16 o 17 de enero de 1977. Estaba embarazada de dos meses. En el operativo de secuestro de la pareja intervino el Ejército. Ambos permanecieron detenidos en algún CCD dependiente de esta fuerza hasta que fueron trasladados a la ESMA. Allí la joven fue conocida por otros detenidos como "Ana de Castro". Según estos testimonios, en junio de 1977 Ana tuvo un parto prematuro en el que dio a luz un varón.
La familia Castro buscó a Hugo, a su mujer y al niño desde un primer momento. Sabían que estaba esperando un hijo con su nueva pareja a quien no conocían. Por su parte, los Rubel sólo buscaban a Ana ya que desconocían que ella estaba embarazada y que había formado pareja con Hugo. El vínculo de la pareja fue corroborado treinta años después a partir de la investigación de la CONADI y las declaraciones de los sobrevivientes de la ESMA.
En agosto de 2014, Jorge supo que no era hijo de quienes decían ser sus padres. Al principio le negaron información pero finalmente el hombre que lo crió -médico de profesión- le confesó que durante una de sus guardias en el Hospital Pedro Elizalde, dos hombres entraron con un bebé prematuro en brazos y que como nadie lo reclamaba se lo quedó. El niño fue inscripto como hijo propio y es por eso que nunca antes había dudado de su identidad.
Abuelas es la posibilidad de reconstruir con la verdad, un momento fundamental en la vida de uno
El joven se acercó a Abuelas el 16 de octubre para comenzar la búsqueda sobre su origen, se realizó los análisis inmunológicos, y el 4 de diciembre de 2014 el BNDG informó que se trataba del hijo de Ana y Hugo.
La pareja permanece desaparecida.